En teoría, los sonidos de baja frecuencia no son directivos y, como resultado de ello, resultan más difíciles de localizar en la sala: por esta lógica, usted puede colocar su subwoofer allí donde se le antoje y funcionará bien. Pero cada faceta de la construcción de su casa puede influir en cómo se comportarán los graves en su interior: para poner un ejemplo, un subwoofer “verá” una pared externa de ladrillo de modo diferente a una interior de pladur y madera, a la vez que deberá funcionar a un nivel de volumen más alto cuando esté más cerca de la segunda que de la primera. Las esquinas son otro potencial campo de minas, ya que por regla general pueden causar unos graves hinchados y descontrolados. Intente evitar la colocaciíon de su subwoofer allí salvo que disponga de un modelo pequeño y una sala muy grande que deba ser llenada de graves, situación en la que un poco de “refuerzo acústico” adicional desde las esquinas adyacentes puede en realidad ser deseable.

Algunos de estos temas acústicos pueden ser compensados utilizando ecualización, ya esté la misma integrada en su subwoofer o en su amplificador de A/V (o, en algunos casos, en ambos). De hecho, incluso los subwoofers básicos incluyen unos pocos y sencillos controles manuales que le podrán ayudar a “afinar” problemas que pueda encontrar. No obstante, corregir la posición del subwoofer es la mejor opción posible: coloque su subwoofer en la ubicación correcta de su sala y tendrá que aplicar menos (o ninguna) ecualización.

Para lograr la mejor integración posible de las frecuencias bajas en su sala, pruebe colocando el subwoofer allí donde usted se sentaría normalmente, a continuación conéctelo a su amplificador desconectando las demás cajas acústicas de su equipo (en el extremo del amplificador) y póngalo en marcha. Seguidamente, ponga un tema musical que contenga unos graves consistentes y camine a lo largo del perímetro de su sala escuchándolos a medida que se mueve. Oirá “elevaciones” del nivel de volumen en determinados puntos y una caída del mismo en otros. Coloque su subwoofer en uno de los puntos “elevados” -esperemos que usted no esté justo delante de la puerta o en un lugar igualmente poco conveniente- y todo quedará en orden. Si dispone de varios puntos “elevados”, opte por uno que le permita colocar el subwoofer en algún punto intermedio entre sus dos cajas acústicas frontales principales, ya que ello ayudará a integrarlo tanto con música como con películas.

Fuente: http://bowersandwilkinses.custhelp.com/app/answers/detail/a_id/2690/p/2

Custom Control

Author Custom Control

More posts by Custom Control